viernes, 6 de agosto de 2021

Libro Chillán, su historia, mi historia / Antecedentes y prólogo

ANTECEDENTES Y PRÓLOGO
 

 


Proyecto Edición y Publicación del libro CHILLÁN, SU HISTORIA, MI HISTORIA. Iniciativa seleccionada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Fondo del Libro y la Lectura para el año lectivo 2021.





La obra de Máximo Beltrán, se funde con el relato patrimonial; siendo prologada por la academia y sus pares; ha recibido múltiples reconocimientos por su obra, emblemático su trabajo de ser precursor de  poner en conversación el tema de identidad, arraigo y pertenencia en nuestra comunidad; recibe el reconocimiento nacional de Biblioredes el año 2010 por su aporte a nuestra cultura local; la red Urbatorium de Santiago de Chile lo distingue con la Llave de oro el año 2012 y en 2014 recibe la distinción “Gobernación de Ñuble”  por su valioso aporte al rescate del patrimonio histórico y cultural de la provincia, hoy Región de Ñuble. En 2015 es invitado por la Universidad del Bío Bio a formar parte del patrimonio artístico de Ñuble, que se manifiesta en la donación de gran parte de su obra, es distinguido por la Ilustre Municipalidad de Chillan con el  Premio Municipal de Arte y Cultura 2015 y recibe el Premio AMA-BIOBIO 2017 por su acción de memoria y el año 2018 crea el Mapa conceptual histórico “Chillan, sus fundaciones y destrucciones 1580 – 1835” que traspasa a la Biblioteca Nacional. Obtiene el Fondo de Creación Literaria por libro “Chillán su historia mi historia" y el año 2021 obtiene el Fondo del Libro y la Lectura / Fomento a la Industria / Apoyo a ediciones para la edición y publicación de este libro.

Ha publicado los libros “Chillán; deambular por los pliegues de la memoria” (2008), “Arquitectura de la memoria Chillán Antiguo” (2011), “Plegaria a todos mis muertos” (2014), Buchupureo, al sur de Chile (2016), Chillán, al sur de Chile.  Además es coautor en los libros, “La casa” con Elgar Utreras (2013), “Cementerio de angelitos” con Carmen Mantilla (2014), “Santa Elvira, barrio patrimonial”  con Patricia Orellana (2015). (Laura Daza Valenzuela por Orlando ediciones)


A modo de prólogo; “Chillán su historia, mi historia” es una apuesta al recuerdo y sus contrastes,  un avance de algo más grande que comienza a gestarse a modo de sinopsis en una gran sábana literaria, a modo de rollos antiguos y que augura un esbozo escritural lleno de rituales, donde debes jugar  al imaginario, viajando en una máquina del tiempo.

 Pasado, presente y futuro se amalgaman siendo necesario haber sido iniciado en el ritual de la oralidad, proceso donde se anudan los acontecimientos que afloran en este escrito; donde emerge un Chillán desconocido para muchos, pero tan real que hasta se siente el olor del adobe mojado.

Cuando ese proceso iniciático destellea, puedes hilvanar con soltura los acontecimientos que se narran a los de tus ancestros, es ahí cuando los tuyos cobran vida y la muerte anunciada no es tal; es como leer la historia de tu pueblo en primera persona y sentir las penurias de los primeros conquistadores como propias y viajar en el tiempo a descubrir sus nombres, ejercicio que me ha servido para rescatar los míos de la bruma del relato histórico; de pílas bautismales forzadas, de naufragios, incendios, revoluciones y terremotos.

El pretexto de escribir, es eso, una excusa, para enganchar con el otro relato que alguien está escribiendo, es como un hermanamiento de historias ignoradas y anónimas que siempre se escriben, pero a veces no llegan al papel; es pretender escribir una gran historia imaginaria donde todos; cual más, cual menos, van hilvanando sus relatos en este gran ejercicio sin miedo al bochorno.  Un gran pergamino atado por los recuerdos, que se une a tú pergamino y así en procesión ilusoria, construyendo un gran rollo de anónimos escribas.

Es  el atrevimiento que transforma la historia, y sin darnos cuenta encontramos respuestas a todo, porque el ejercicio de escribir es eso, "un constante diálogo con el Universo"porque es a través de la pregunta cuando nos conectamos con la Divinidad; aquella distante, a veces dispar, a veces no revelada, a veces misteriosa, a veces tan oculta.

En este relato, la excusa para dar comienzo a este viaje literario, es la muerte de Rodrigo y sucesivas muertes personales que van uniéndose en este Chillán destruido por grandes tragedias sucesivas que afloran a ratos con pulsión y desasosiego; muertes colectivas y privadas refrescan la memoria y eleva el dolor a la sencillez de su expresión, aún cuando a veces el desgarro es manifiesto y el recuerdo vive en esa alteridad imaginaria que animosamente relato sin  ninguna pretensión, tan solo bosquejar con el lápiz lo que ya se escribió en el "gran libro".

El vinculo con la historia y su imaginario chillanejo, parte sin duda por la búsqueda privada de reconocer y encontrarme, edificar y  resignificar identidad e ir en busca de respuestas; este método personal casi egoísta me llevó sin querer a trabajar con los otros, encontrarme en los otros, a no sentirme solo en esta gran historia y descubrir que existe un gran contingente de arqueólogos del tiempo que desentrañan sus cosmovisiones íntimas y locales. Máximo Beltrán Fuentes (2019)





Máximo Beltrán, regresa para situarnos en el origen, desde la fundación de Chillán a estos días, anudada a su historia personal. El transito descrito aquí nos recuerda la fragilidad humana y lo cerca que habitamos de la muerte, en una ciudad reconocida por sus catástrofes naturales, políticas y sociales, desde el marcado  éxodo campo ciudad que representa con entereza los cambios que ha ido experimentando Chillán desde el inicio. Al igual que la capacidad de levantarse después de doblar la rodilla durante la danza macabra de la tierra. Caminamos sobre muertos, es cierto, y más allá de esa condena, está este relato que nos hermana y que nos diferencia de otros territorios. La vida sigue su cauce, que a través de sus páginas, la certeza de saber de dónde venimos, hace posible la claridad para saber de qué estamos hechos y para dónde vamos(Editorial Orlando / Laura Daza Valenzuela)






No hay comentarios:

Publicar un comentario