miércoles, 6 de octubre de 2010

TERMAS de CHILLÁN; El tren a las Termas, el motivo de su creación.

El Tren a las Termas de Chillán.
Los motivos de su creación
/ p.Ignacio Basterrica Sandoval.

Mucho se ha hablado sobre este pequeño ferrocarril y de sus añoranzas, pero cual fue el motivo que impulsó su creación?
Esta pregunta es importante, y necesaria su respuesta, pues siempre al hablar de la creación de este ferrocarril, se parte del hecho de que responde a una necesidad de transporte para los cada vez mas numerosos turistas. También se dice que respondería a la necesidad de comunicación de los habitantes de las zonas rurales de Coihueco, Niblinto, Pinto y Recinto, para poder sacar parte de sus producciones por un medio idóneo. Pero estas razones que si bien son valederas no asumían por si solas a la realidad económica de sus inicios, en que los costos de operación eran mayores debido a la escasa población a la que beneficiaba. Lo que se traducía originalmente en la poca rentabilidad por el alto costo operacional que ello significaba. Situación, sin embargo que fue cambiando en el transcurrir del tiempo, y que en la década de los años 30 -40 y 50 le dieron sustentabilidad a su operación, haciéndolo incluso el mas rentable de estos ferrocarriles de trocha angosta al momento de su levante en la medianía de los años 50.
Pero volviendo a las causas de su creación, debemos decir que la política integracionista del Estado de Chile con Argentina producto de los Pactos de Mayo de 1903 impulsaron a la creación de ferrocarriles trasandinos bioceánicos.



Por otra parte y respecto a nuestras Termas de Chillán, que si bien es un predio privado perteneciente a la Municipalidad de Chillán, sus aguas fueron declaradas en tiempos del Presidente Balmaceda por ley como de “utilidad pública”. Este fue el motivo o causa remota que impulsó la creación del ferrocarril a las Termas de Chillán. En efecto, hacia 1899, la Municipalidad de Chillán se encontró con el problema de que para dar en arrendamiento a terceros los baños termales y sus terrenos adyacentes debía pedir autorización al gobierno de la época para que la otorgare, debido a la calidad de sus aguas declaradas de utilidad pública por sus eminentes efectos curativos. En este contexto fue publicada en el Diario Oficial la ley 1193 de 7 de Febrero de 1899 que en su tenor decía;

Por cuanto el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente proyecto de lei;
Artículo 1- “Se autoriza a la Municipalidad de Chillán para que pueda arrendar, hasta por treinta años, los baños termales i terrenos adyacentes que posee en la cordillera de los Andes, siendo condición precisa del contrato de arrendamiento que se celebre la construcción i explotación de un ferrocarril desde la ciudad de Chillán hasta las termas del mismo nombre.
Art. 2-Se le concede a la misma Municipalidad, o a quien sus derechos represente, permiso para construir i explotar el ferrocarril a que se refiere el artículo que precede, debiendo someter previamente los planos a la aprobación del Presidente de la República.
Art.3- Se declaran de utilidad pública los terrenos de propiedad municipal i particular que hubieren de adquirirse, durante el tiempo de la construcción de la linea, para la via ferrea i sus estaciones.
Art.4- Concédese , ademas, el uso de la parte de los caminos públicos que atraviese la linea siempre que este uso no perjudique al tráfico.
Art.5- Las tarifas de carga i pasajeros del ferrocarril serán formadas con aprobación del Presidente de la República”
I por cuanto, oido el Consejo de Estado, he tenido a bien aprobarlo i sancionarlo: por tanto, promulguese i llevese a efecto como lei de la república.- Federico Errazuriz.-C. Walter Martinez.- Diario Oficial 8 de febrero de 1899.”

Del tenor de esta ley que da inicio a la obligación de parte de la Municipalidad de Chillán o a quien sus derechos represente de crear este ferrocarril en el plazo de 30 años, se extrae y se contiene el motivo o causa principal que dio origen al ferrocarril de las Termas de Chillán, mas conocido como el Tren Chico a las Termas.
Desde la fecha de esta ley, los años fueron pasando para el cumplimiento de esta condición, que cual espada de Damocles pendía sobre las autoridades locales, ya que debían responder al Estado por su eventual incumplimiento con las graves consecuencias pecuniarias para la municipalidad chillaneja.



Fue entonces que aparece la figura de don Vicente Mendez Urrejola, flamante y laborioso Intendente de Ñuble, secundado por el Alcalde de Chillán el eminente médico Dr, José María Sepúlveda Bustos. Largas horas de trabajo y de desvelos por la preocupación de este cumplimiento, en que cada día que pasaba era un día menos del plazo fatal. Así las cosas, el Intendente y el Alcalde buscaron como dar solución a este problema. Gracias a los contactos que don Vicente Mendez tenía en ese tiempo, logró que su tío, don Gonzalo Urrejola Unzueta, recientemente nombrado Ministro de Industria, Obras Públicas y Vías de Comunicación, acogiera la tramitación de una solicitud de concesión para la construcción de este ferrocarril, que en una primera etapa llegaría a Coihueco para después comunicar a Pinto y de allí llegar a las Termas de Chillán, pero que en la realidad solo llegó a Recinto. Esta concesión fue otorgada por el Estado a don Enrique Tagle Rodríguez por ley 1908 del 2 de Enero del año 1907.Siendo esta concesión la que da inicio a los trabajos de construcción de la línea del ferrocarril de Chillán a las Termas, dándose cumplimiento a la condición legal que atormentaba a las autoridades locales de la época.





La línea comenzaba en la Estación Santa Elvira(sector Cruz de Riffo) en la Avenida Ecuador, existiendo otra estación frente al actual Regimiento, pasando por la Escuela Practica de Agricultura de Chillán, llegaba luego a la Estación General Pedro Lagos, en el Km 8 camino a Coihueco, pasando por los campos, deteniendose en Talquipen, para luego llegar a Coihueco, de allí a Bustamante, Niblinto , Pinto, Esperanza y finalizando en Recinto.
También existieron intentos de prolongar el tendido de las líneas a San Ignacio, e incluso a Bulnes, pero solo quedaron en estudios y meras intenciones. Por otra parte también se realizaron estudios para extender la vía desde Recinto a su destino final;
las Termas de Chillán, pero también pese a las buenas intenciones , los estudios de trazado e ingeniería nunca vieron la luz de su concreción.
El tren sirvió a numerosa población que se vió aumentada desde los tiempos de su inicio hasta los últimos años de funcionamiento del ferrocarril, produciendo como se dijo antes , su autosustentabilidad económica. Algunos sostienen que su ocaso se debe a los nuevos medios de transporte y su competencia. La aparición de buses de transporte de pasajeros y sus líneas le desafiaron con su competencia. Como sea, el tren chico marcó una época de gloria en los recuerdos de los muchos chillanejos que vivieron la experiencia de sus viajes. Sus calderas se apagaron y sus líneas se levantaron a mediados de los años cincuenta, en una mirada muy a corto plazo, del momento, sin imaginar que de haberse mantenido hasta hoy, sería sin dudas una de las atracciones turísticas mas exitosas que Chillán y Ñuble podrían ofrecer al turista.

3 comentarios:

  1. Excelente reseña. Sólo agregar que el villorio de Recinto recibió su nombre por el letrero primitivo que decía "Recinto del Ferrocarril", instalado en el terminal del Tren Chico.
    (Revista Quinchamalí Nº 2 Junio 2010, pág. 136.)
    Genaro Quezada G.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Excelente información para una de las zonas más históricas y famosas de nuestro país por los poderes curativos de las aguas que brotan del interior de los volcanes, con minerales que logran la relajación y la sanidad. Hoy en día, Termas de Chillán continua siendo un lugar encantador y maravilloso, que ahora además cuenta con un excelente centro de ski para el invierno y cientos de actividades recreativas para disfrutar la montaña al igual que antes. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. todos hablan de que era bueno el ferrocarril, pero no dicen los intereses de algunos para que se extinguiera todo esto, se imaginan que hubiese perdurado el ferrocarril hasta hoy, habría mas progreso y conectividad ademas de el tremendo atractivo turístico de que llegase el tren a las termas.

    ResponderEliminar