martes, 8 de mayo de 2012

Cruz de Mayo (espiritualidad, fuego y paganismo...)

Máximo Beltrán, Patricia Orellana, aportes Grupo Chillán Antiguo, foto Marcelo Carrasco.


Siempre me dijeron, supuse, o creía (en fin...)que la “Cruz de Mayo”, esta fiesta criolla, entre espiriualidad, fuego y paganismo, se remontaba al terremoto de 1647 que ocurrió en la zona central y devastó las ciudades de la “Colonia”… Y que en ese intertanto sacaron en proseción al Cristo de Mayo de la Iglesia de las Agustinas para “pedir a los cielos que calmara a la naturaleza”; ya que una seguidilla de temblores seguía sacudiendo la tierra….Pues bién, de un de repente con esto de la tecnología y la información a tus pies, me dicen que no, que es una tradición muy antigua en nuestro país…y que llega a los tiempos de la Conquista Española, cuando con la espada y la CRUZ…se impuso a la fuerza toda una cultura espiritual a los pueblos originarios. (Máximo Beltrán)




LA SANTA CRUZ DE MAYO: EL HALLOWEEN CHILLANEJO QUE SE NIEGA A MORIR (Patricia Orellana)

La fiesta de la Santa Cruz de Mayo constituye una de las tradiciones más antiguas en nuestro país, y aunque disminuida últimamente por la masiva irrupción de otra fiesta tradicional, pero no nuestra, como es Halloween, siempre se mantiene vigente. Llegó a Chile junto con los conquistadores y desde entonces, sigue presente y latiendo como una de las fiestas que se vive en comunidad y donde grandes y niños participan y disfrutan.


El mes de mayo abre con esta fiesta religiosa-popular. En la tarde del día 2, cuando oscurece, salen los niños principalmente a recorrer el vecindario apelando a la generosidad de los vecinos que les regalan dulces, golosinas y también cosas de comer, las que de acuerdo a la costumbre, se reparten al terminar el recorrido. Existe una mutua conexión y espera en esta visita, que se anuncian con el tradicional canto de “Aquí está la Santa Cruz de Mayo/ visitando a sus devotos/ con un cabito de vela/ y un cantarito de mosto. / Si la tiene no la niegue/ que le sirva de algún daño/ el negarle la limosna a la Santa Cruz de Mayo”. Contempla versos para los generosos y los mezquinos.

Germán Gatica, escritor costumbrista de Portezuelo, señala que en su tierra se encienden grandes luminarias junto a la cruz, y las familias cantan de cerro a cerro; de loma a loma. Guillermo Marcelo Valdes Muñoz (Grupo Chillán Antiguo), recuerda: “En mi niñez todos usaban fuegos artificiales ya que no estaba prohibido, eran muy comunes las estrellitas, taquitos, bengalas. En casi todas las esquinas de la población witker hacían fogatas enormes, quemaban neumáticos y la gente se reunía a su alrededor, también hacían procesiones. Algunos años lo pasaba en el campo en la comuna de El Carmen, ahí todas las casas tenían su cruz de mayo y uno de mis tíos a falta de fuegos artificiales lanzaba disparos de escopeta. No sé si se sigue o no celebrando igual”.

RECUERDOS:
Viviana Carolina Norambuena Fuentealba
recuerdos, y sólo que acá en Concepción no hay esa magia...

Guillermo Marcelo Valdes Muñoz
En mi niñez todos usaban fuegos artificiales ya que no estaba prohibido, eran muy comunes las estrellitas, taquitos, tb las bengalas, en casi todas las esquinas de la población witker hacían fogatas enormes, quemaban neumáticos y la gente se reunía a su alrededor, también hacían procesiones...algunos años lo pasaba en el campo en la comuna de El Carmen, ahí todas las casas tenían su cruz de mayo y uno de mis tíos a falta de fuegos artificiales lanzaba disparos de escopeta...ya falleció y desconozco si se sigue o no celebrando, lo que tengo claro es que acá en Chillán por lo menos ya no se celebra...

Berta Elena Cerda Guerrero
M e recuerdo que con mis amigas saliamos con una cruz de madera a la cual le poniamos unas velas prendidas a sus extremos, pediamos en cada casa con el canto tipico de la cruz de mayo,nos davan cebollas, papas, castañas cocidas, frutas y cuando terminabamos el recorrido dejabamos la canasta en una de nuestras casas y partiamos a una plaza de la villa a prender fogata y con el tarrito con carburo y tipico terminabamos contando historias de terror.....Que tiempos mas lindos y que lastima que esta tradicion ya llego a su fin, ahora nuestros nietos tienen la tradicion de estados unidos,es una gran pena

Luis Antonio Salazar
Cancino Mmmmmmm.... y el famoso tarro con carburo, sonaba expectacular.......

Margarita Salazar
Recuerdo de mi niñez una Cruz de mayo bastante diferente, en la década del 60 en Chillán Viejo se reunían en cada esquina grupos de jóvenes y niños de la época, los que durante el día nos preparábamos para la fogata de la noche....era casi una competencia sana aún de la fogata mas grande y mas "sonora", por así decirlo. Usábamos los tradicionales "cuetes" y "viejas"....jajajaj, que eran unos cuetes que no explotaban sino revoloteaban tirando chispas por todos lados.....muchas veces, a falta de dinero para esos menesteres, el ruido lo provocaba la cicuta seca que se reunía durante el día....también servía el cochayuyo, mientras alrededor de la fogata nos reuníamos a cantar y jugar. Bonitos tiempos y una forma de compartir donde todos los vecinos se conocían y se compartía en la esquina de cada cuadra...

Eduardo Vásquez ‎...
"esta es la santa Cruz de mayo,..con porotos y zapallo, si lo tiene no lo niegue a la Santa Cruz de mayo"...esta es la casa de las rosas, donde vive las hermosas,.....

Oscar Bringas Arroyo
La gran fogata a la que todos hacen alusión, la llamábamos “la luminaria”, se juntaban ramas de zarzamora todo el día, porque estas ardían mejor, neumáticos y toda clase de elementos combustibles, resplandecían entonces nuestros más profundos afanes piromaníacos, a veces quemábamos un mono en la fogata, colgado en una horca. Mi padre en épocas en que el sector las canoas era campo, ponía en algún recodo de los caminos una calavera que estaba a simple vista y consiguió en el cementerio que estaba ubicado por la población 11 de septiembre (que estuvieron mencionando en el grupo hace unos días. El punto es que ponía una vela encendida dentro del cráneo y ¡macabra sorpresa que se llevaban los caminantes distraídos aquella noche!, mientras el y sus hermanos reían al verlos correr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada