lunes, 23 de noviembre de 2015

EL PUENTE CONFLUENCIA EN CHILE. El valor de un patrimonio en riesgo.

Publicado en Reportajes Diario La Crónica / noviembre 22 de 2015.
p. Manuel Antonio Grez Ibáñez - magrezster@gmail.com

Al ser el antiguo puente de madera de Confluencia el más largo de Chile y Sudamérica por su valor histórico, su valor en sí mismo y un capital social , es de por sí una obra patrimonial provincial, regional, nacional y continental.

¡El Coliseo de Roma con veinte siglos de existencia será demolido para dar paso a un moderno estadio olímpico!.
!La vieja torre de Eiffel de París por haber cumplido ya 126 años, se procederá a desmantelar para ser reemplazada por una útil antena satelital !.

¡La estatua de la Libertad de Nueva York, por su alto costo de mantención, después de 129 años de uso, será destruida para dar paso a una gran luminaria alimentada por energía eólica y solar!. Estas tres noticias sobre una ficticia destrucción de estas tres grandes obras patrimoniales para ser reemplazadas por unas más modernas y económicas de seguro ocuparían los primeros titulares de la prensa mundial y nos sorprenderían por lo inusual de su planteamiento y su escape al sentido común.


Antiguo puente en construcción.

La actual y polémica noticia ¡Que el puente de madera más largo de Sudamérica ubicado en la provincia del Ñuble será desmantelado y destruido para ser reemplazado por uno más moderno! en cambio no nos debiera admirar.

Italia , Francia y USA son países desarrollados que tienen y demuestran cultura sabiendo apreciar y valorar sus antiguas obras patrimoniales, restaurándolas , cuidándolas y manteniéndolas por su irremplazable valor histórico y turístico. A diferencia de ellos Ñuble es apenas una provincia, perteneciente a un país subdesarrollado, que carece de esa cultura y de aprecio por su historia patrimonial. Ser Región implica derechos, pero también deberes y uno de ellos es proteger, defender y cuidar sus obras patrimoniales. Ya antes de llegar a ser nominada Región están fallando en lo más básico de uno de sus deberes como lo es dejar que el puente de Confluencia les sea destruido. La pregunta cae entonces de cajón: ¿Para qué se desea llegar a ser reconocida como una Región ni saben cumplir con este sagrado deber?. Demostrando así su incapacidad de defender apasionadamente la reparación y mantención de este puente para las futuras generaciones y que es en la actualidad una de sus más importantes obras patrimoniales que aún le queda. Con el agravante que Chillán y Ñuble carecen de una gran historia patrimonial, ya que el terremoto del año 1939 lamentablemente destruyó muchas antiguas obras patrimoniales y luego otras fueron desmanteladas, como lo fue por ejemplo el antiguo tren chico de Chillán a Recinto. Ni siquiera tiene o conoce la lista y obra de todos sus antiguos alcaldes o intendentes de provincia, ni tampoco posee guardados a nivel local los antiguos documentos y escritos donde esta pudiera estar escrita.

Por lo mismo es necesario remitirse a algunos hitos de la historia de este puente, como son la antigua hacienda Cucha-Cucha y el senador Gonzalo Urrejola para comprender mejor el motivo de su construcción y lo que significó en su tiempo, hace ya 76 años, su inauguración.


La antigua hacienda Cucha-Cucha.

A mediados del año 1536 Diego de Almagro organizó una expedición de exploración de tierras al sur de Santiago a cargo de Gómez de Alvarado y 70 soldados con el fin de encontrar el oro del cual tanto le habían hablado. El ejército español avanzó sin gran resistencia hasta el sur de la confluencia de los ríos Ñuble e Itata donde los araucanos los atacaron en la que sería llamada la batalla de Reinohuelén, siendo esta la primera ocurrida entre españoles y araucanos los que demostrarían después una fiera resistencia al extranjero.


Plano de la hacienda Cucha Cucha (1775)

A mediados del siglo XVII, el capitán Juan de Ocampo, uniendo seis predios que fue adquiriendo previamente en el borde norte de los ríos Ñuble e Itata llegó a formar la estancia Cucha Cucha, (en mapudungun :"lavar, lavar")ubicada al norte de la confluencia de esos ríos, llamándola así en honor al estero del mismo nombre que la atravesaba y desaguaba en el Ñuble, en la cual había un lavadero, por existir en la corriente de sus aguas bastante oro en polvo, la que luego, en el año 1727, le fue legada a los jesuitas quienes la trabajaron por 40 años, hasta 1767, año de su expulsión del Reino. A tres años de su llegada, en 1730, un lugareño instaló por su cuenta una balsa en el "río Ytata" hacia el poniente de la unión de los dos ríos , en el mismo lugar donde hoy se levanta el puente Confluencia, lo que hizo que los jesuitas le instalaron un juicio ante su Excelencia, el Rey de España, solicitando su retiro inmediato:"porque su existencia significa un continuo trajín y pasaje de gente lo que significa un gravísimo perjuicio para la tranquilidad y seguridad de la estancia". Es decir que ya desde sus inicios hasta el día de hoy, la existencia de una comunicación fluvial en ese sector del río Itata sería polémica.

La gran estancia, que en ese momento constaba de 2.894 cuadras (4.630 hectáreas) a 3 reales la cuadra, fue rematada por el penquista Alejandro de Urrejola el 15 de marzo de 1776. En tiempo de la Independencia, él y sus descendientes abrazaron la causa realista y en esas tierras, el 22 de febrero de 1814 las fuerzas militares del coronel realista Luis de Urrejola fueron vencidas por las del general patriota Juan Mackenna. El 7 de mayo de 1817 O´Higgins pregonó el bando de confiscar los bienes de los desertores, sufriendo su segunda confiscación y el 15 de marzo de 1821 se le hizo entrega formal de estas tierras al general Ramón Freire, las que después de unos cuarenta años le fueron devueltas a sus descendientes pasando a dividirse en tres grandes hijuelas, cada una de las cuales contaba con sus respectivas casas patronales.( foto mapa Cucha Cucha) Estas era de poniente a oriente (A) Cucha- Urrejola, de Gonzalo Urrejola Lavanderos, que heredaría su hijo, el futuro político, diputado y senador por la zona, Gonzalo Urrejola Unzueta. En el límite sur, cruzando el río Itata habían estado la misma balsa que existía del tiempo de los jesuitas y más al oriente, en el río Ñuble un puente de madera que solía ser arrastrado por la corriente en algunos inviernos muy lluviosos. (B) Cucha-Menchaca, de Benjamín Menchaca Urrejola y (C) Cucha- Cox, de Juana Paula Urrejola Lavanderos ,casada con Agustín Méndez, ambos abuelos del futuro intendente del Ñuble Vicente Méndez U., hijuela que contaba también con una balsa frente a ella que se mantuvo por varias décadas y de la cual existe una antigua fotografía en que además se podía apreciar lo caudaloso y ancho que era el río Ñuble en esa zona antes de la confluencia con el río Itata.(foto de la balsa) Fue heredada por Loreto Méndez U. casada con Guillermo Cox B. En las aguas del Ñuble de ese sector en el verano de 1892 se ahogaron trágicamente los dos primos hermanos de Vicente, el joven diputado conservador por esa zona Guillermo Cox Méndez y el recién casado Alejandro Méndez Eguiguren.


Balsa de la época

El año 1972, durante el gobierno de Salvador Allende, las hijuelas de dicha hacienda fueron expropiadas por tercera vez, esta vez por la CORA a los descendientes de los Urrejola.


Don Gonzalo Urrejola Unzueta
El artífice del puente de Confluencia

Nació en Concepción el 4 de noviembre de 1853 , hijo de Gonzalo Urrejola Lavanderos y Tránsito Unzueta Rioseco, estudió en el colegio penquista Seminario y luego leyes en la Universidad de Chile, no alcanzando a graduarse por tener que dedicarse a trabajar las tierras que había heredado de su padre en Cucha Cucha, las que aumentó en extensión y en superficie de viñas plantadas, dedicándose principalmente a la vitinicultura. En forma tradicional, cada 17 de marzo daba inicio a la vendimia anual con una misa de campaña, luego de la que se realizaba una gran celebración con un almuerzo con sabrosos y abundantes platos chilenos y la repartición de uva en canasto y chicha fresca recién elaborada para todos sus inquilinos. Casó con su sobrina por parte doble, Clara Unzueta Urrejola, con la que no tuvo descendencia. Católico de convicción, representando al partido Conservador y con una sincera y gran vocación de servicio público fue diputado desde el año 1894 al 1894, siendo reelecto en tres períodos más , hasta 1906. Ese año fue elegido senador por Ñuble, siendo reelecto en ese cargo y por la misma circunscripción por otros tres períodos, hasta 1918. En el año 1907 fue también Ministro de Obras Públicas, durante el gobierno del Presidente Pedro Montt, siendo en esa época gestor de la idea y aconsejándolo para que nominara como intendente de la provincia del Ñuble a su doble sobrino( por el lado Urrejola y Unzueta) Vicente Méndez U. Desde esa época se destacó por ser un entusiasta impulsor de la construcción del tren transversal desde el Pacífico partiendo del puerto de Tomé, hasta Confluencia, luego Chillán para continuar a Coihueco, Pinto y Recinto, el que luego de pasar por las Termas, se conectaría pasando por el paso cordillerano de Buraleo, con las redes ferroviarias argentinas que llegaban hasta Chos Malal y al puerto de Bahía Blanca en el Atlántico (que su sobrino Vicente, como intendente intentó realizar). Solicitó un estudio por ingenieros para la construcción de un largo puente de madera en Confluencia, que vendría a reemplazar a la frágil balsa de la zona, que estaba frente a su fundo. Presentó dicho proyecto a ambas cámaras para la aprobación del presupuesto, lo que constituyeron demorosos trámites y luego conseguida la resolución presidencial ordenando su construcción, luchó para que comenzara su construcción. (foto senador sentado en su casa de Cucha Cucha) Durante ese tiempo , de 1926 a 1930 fue senador por Talca, Linares y Maule, representando luego como senador a Ñuble por otro período más. El año 1939 pudo ver realizado su sueño y participado de la inauguración del puente Confluencia, falleciendo al año siguiente, el 17 de marzo, a los 87 años en su casa de calle Compañía en Santiago.


Don Gonzalo Urrejola Unzueta

El historiador Raúl Silva Castro en su libro "40 años de Vida Pública" lo describe así:"Aunque físicamente era delgado, de estatura media, de cabeza grande, abundantes arrugas en su frente, muy blanco, con una barba característica, similar a los personajes del pintor Velásquez, lo que impresionaba en un primer momento como un ser más bien débil, contrastaba abiertamente con su firme carácter, decidido y fuerte, muy recio y enérgico para sostener con fuerza arrolladora sus posiciones políticas....."  El político de su época, Raúl Marín Balmaceda, abogado, diputado y senador del partido liberal ,reelecto en múltiples ocasiones por provincias del norte, miembro de la Academia Chilena de la Historia y socio de la Sociedad de Historia y Geografía nos dejó su testimonio escrito respecto a él, ya octogenario , después de su retiro de la vida política activa:" En el Senado fue el más viril y activo de sus miembros, haciéndose así acreedor al aplauso de cuantos aman la patria y a sus instituciones republicanas. Su entereza moral, su energía, su actitud incansable y su patriotismo, constituyen un ejemplo que honra nuestra raza. Figuras como la suya- moldeada en la lucha sin claudicaciones por levantados principios a través de una vida entera- son las que necesitan los gobiernos y los parlamentos."

Pienso que pasaría hoy, si él aún estuviera vigente y con vida, con ese mismo carácter "recio y enérgico" que lo caracterizaba siendo un desinteresado servidor público, el que siempre se preocupó del progreso agrícola e industrial de Chile, fiscalizando la correcta administración pública, teniendo la misma "fuerza arrolladora " en su discurso, defendiendo desde el Senado y también en su zona la permanencia de "su " puente , polemizando y atacando a los de hoy desean desmantelarlo, el mismo que tanto dinero, esfuerzo, sacrificio y anhelos en su tiempo costó.


Las disidentes opiniones actuales.

La Ilustre Municipalidad de Providencia informó orgullosa hace unas semanas que fue aprobado por el Consejo de Monumentos Nacionales la pronta construcción de un Memorial en la esquina de las calles Los Leones con El Vergel en recuerdo del secuestro del pintor Nattino, el profesor Guerrero y el sociólogo Parada, hecho por el cual los vecinos protestaron demostrando su incorformidad por dicha decisión.

El puente Confluencia es un memorial aun mayor. En sus barandas, días después "del once" , fueron colocados decenas de obreros agrícolas y dirigentes de la zona, que después de torturarlos fueron traídos en medio de la noche por camiones militares, para ser acribillados con ráfagas de metralleta, quedando teñidas de su sangre las maderas del puente y cayendo sus cuerpos al cauce del río Itata. La totalidad de la ciudadanía local y provincial se ha movilizado y manifestado también su disconformidad, es este caso por el deseo de desarmarlo y hacerlo desaparecer. El Gobierno, a través del Seremi de O.O. P.P. ya ha dictaminado que en vez de ser reparado, este memorial deberá ser destruido y desmantelado. Estas conductas contradictorias por parte de la autoridad frente a un mismo tema no se logran entender. 


Son variadas las opiniones vertidas manifestando que hacer con este largo puente de madera.

El Seremi de O.O.P.P. René Carvajal afirma en forma rotunda : "El puente debe demolerse"
Están también las declaraciones de políticos que en forma ambigua pretendían "quedar bien con Dios y con el diablo" como lo dicho en un principio por el alcalde de Chillán Sergio Zarzar: "Yo encontraba cierta razón a las personas que querían preservar este puente, pero si no hay recursos es extremadamente peligroso dejarlo así ". Peligrosas son este tipo de declaraciones cuando la permanencia de un bien patrimonial como el puente de Confluencia se está jugando la vida. Estas hacen recordar algunos versos de la canción que decía: "Ud no es ná....ni chicha ni limoná". Afortunadamente más tarde cambió su versión frente a la comunidad de Confluencia cuando celebraba su tradicional fiesta costumbrista del 6 de septiembre pasado , diciendo: "Estamos en presencia de una obra patrimonial que debe ser protegida y no destruida".
Afortunadamente son más las voces que han abogado siempre por su reparación y conservación como patrimonio histórico y que hacen eco de lo que hoy defendería el senador Urrejola si estuviera presente entre nosotros.
Está el historiador local Alejandro Witker que indica: El puente es un patrimonio de la provincia y no debe demolerse". El gestor cultural Luis Aguirre quien dijo: "Se debe lograr que Monumentos nacionales tome posesión y garantice la conservación y valoración del patrimonio". Están también participando con la misma mística, la Presidenta de la Agrupación Cultural puente Confluencia, Paola Yévenes, los consejeros regionales de Ñuble, Cristián Quiroz, quien manifestó: "Debemos compatibilizar patrimonio con progreso" solicitando al Seremi de Cultura su nominación a Monumento Nacional , con el apoyo del gremialista Gustavo Sanhueza.También está el diputado radical Carlos Abel Jarpa quien envió una propuesta técnica a Monumentos Nacionales para que este emblemático viaducto sea declarado Patrimonio Nacional, además de solicitar a Vialidad para que se haga cargo de su mantención. Junto a todo lo anterior, considerando lo importante que son en la actualidad las comunicaciones sociales de Internet, también se debe valorar los tres links de facebook: " Nuestro puente Confluencia!!!...PATRIMONIO NACIONAL" ,grupo público, con 8088 miembros,"Monumento Confluencia", grupo público, con 1341 miembros donde se encuentra el video : "Salvemos el Puente Confluencia" con 3532 reproducciones y "Portezuelo junto a puente Confluencia", grupo cerrado, con 252 miembros. En You Tube existen tres videos: "Puente Confluencia-Chillan", con 78 visualizaciones, "Puente Confluencia", con 63 visualizaciones y "Diputada Carvajal pide conservar el puente Confluencia y declararlo patrimonio", con 11 visualizaciones. Por último en Twitter existe la cuenta Puente Confluencia , @Confluencia MN (Monumento Nacional) con decenas de seguidores.


Un consejo a la autoridad
La provincia de Ñuble, futura Región , es zona huasa , de caballares, topeaduras y de rodeo, que aún conserva la sabiduría natural y el sentido común del hombre de campo, el que es también amante de lo suyo, de sus tradiciones y de su patrimonio, por lo que de seguro sabrá defenderlo y protegerlo.

Al terminar este artículo, parafraseando la canción de campo, tan nuestra y conocida como lo es "El Corralero" intentaré extrapolar el que podría ser un buen consejo para nuestras autoridades.

"Está muy mal el Corralero (el puente Confluencia) ...allá en el potrero (río Itata) como viejo está.
Hay que ayudarlo a que muera (desmantelarlo) para que no sufra más. Siempre fuiste el más certero (el puente de madera más largo de Chile y útil de la zona) y por eso debe tu mal aliviar.
Como pretenden que yo, que lo crié de potrillo (76 años) ...clave en su pecho un cuchillo porque el patrón lo ordenó (O.O.P.P.)


Puente en la actualidad.

Déjenlo no más pastar ( repárenlo y presérvenlo)... No rechace mi consejo...."


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada