jueves, 14 de febrero de 2013

Que es hablar de “patrimonio?...

Que es hablar de “patrimonio?... en una sociedad donde el consumismo y la globalización irrumpe a veces con grosería en nuestra identidad…..ahí el primer enroque semántico, PATRIMONIO e IDENTIDAD…..
Podríamos decir entonces que el PATRIMONIO, resguarda nuestra IDENTIDAD. ¿cierto?
Pero que es IDENTIDAD?….olvidando por supuesto el significado del diccionario sino una explicación más viva y entendible.




IDENTIDAD, tiene que ver simplemente, con el QUIÉN SOY, tiene que ver con SABERNOS…tiene que ver con DIFERENCIACIÓN ENTRE UNO Y OTRO…..tiene que ver simplemente en reconocernos que somos UNICOS e IRREPETIBLES.
Trasladar estos conceptos a una ciudad, a un barrio, es un tema delicado, porque no encaja a veces con líneas políticas y de acción, porque es más fácil no saber quién soy, pensar que somos iguales y que nos parecemos todos.
Si estas tres columnas se derrumban, nuestros barrios desaparecen y las ciudades se derrumban ante la “globalización” ese concepto que unifica malamente, porque el interés global es que “no sepamos quienes somos”, así será más fácil estropear el dibujo de nuestra ciudad, será más fácil desdibujarnos e implantar modelos de ciudad, de barrios…..donde nos enseñan que lo viejo, y lo nuestro es “ñoño”, siútico, mal visto y “nada que ver”.

A los amantes del PATRIMONIO, a veces nos tildan de no querer ciudades modernas, de estar siempre mirando al pasado, de no renovarnos; pero no es así, queremos ciudades modernas, con todos los adelantos que como sociedad necesitamos, pero sin caer en la pérdida de nuestra identidad, … ahora, ¿que es caer en la pérdida de nuestra identidad?.... es simplemente cuando las ciudades crecen y dejan que el “mercado” y la “globalización” lo regule todo….ese es el mayor de los errores….porque juega a imponernos un “becerro de oro”, juega a ser complice de un sistema, sin nombre, sin sustancia, no nuestro, que poco a poco va desfigurándonos, tan sutilmente que lo que no pudo el terremoto y cataclismos naturales, lo hace la picota y la pala mecánica.

Miramos al pasado, ¿quién no? La historia late en cada recodo de las esquinas, tanto físicas como de la memoria…
Y aquí estoy de nuevo, en Santa Elvira, preparando un libro en conjunto con la periodista Patricia Orellana y la Corporación Patrimonial Chillán y nos hemos dejado tranquilamente embrujar por este barrio al que conozco de mi época de estudiante…..el registro no tiene el rigor de la academia, sino de los afectos.

Dejo con ustedes esta visión gráfica a modo de antesala al libro SANTA ELVIRA , BARRIO PATRIMONIAL que prontamente será editado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada